Frutas y verduras

Enfermedades de la fruta de pepita

Pin
Send
Share
Send


Enfermedades de Pomaceous

El éxito del cultivo de las plantas depende de un manejo correcto de la fertilización y de métodos preventivos de defensa contra la adversidad, por lo tanto, es importante monitorear constantemente los cultivos, para poder intervenir adecuadamente para limitar la propagación de patologías y promover el desarrollo adecuado.

Dada la multitud de cultivos y plagas que pueden dañarlos, las plantas frutales se han distinguido en varios grupos similares al grupo agrícola y botánico, precisamente por la similitud de las plagas que pueden afectarlos y, por lo tanto, por los métodos relativos de control, prevención y cuidar.

Para poder intervenir adecuadamente, es importante saber cómo reconocer los patógenos o la causa del bloqueo vegetativo que afecta a los diversos cultivos desde los primeros síntomas.

Para facilitar la identificación de las adversidades que afectan a los árboles frutales que crecen en el jardín, los síntomas y las causas de los diversos patógenos se mostrarán en varias hojas de guía.

Suponiendo que en la lucha contra la adversidad de las plantas "la prevención es la mejor cura" y que "la buena nutrición es el mejor recurso de resistencia a las enfermedades" examinaremos en esta primera parte las patologías que afectan al grupo de las pomaceae.

En el grupo agrícola de pomaceae se incluyen las plantas que producen frutos llamados "tomates": la manzana, la pera y el membrillo.

Se encuentran entre los cultivos frutales más importantes para la difusión, producción y cultivo, y pertenecen a la familia botánica de las rosáceas, entre las cuales se encuentra el pariente floral cercano "rosado".


Adversidad y tratamiento.

Para ejemplificar los diversos problemas y enfermedades de la fruta, las diferentes causas se pueden agrupar en: patologías ambientales, parásitos fúngicos, daños por insectos y animales.

1) Enfermedades no parasitarias: nutricionales o ambientales.

Todas las pomaceae, para poder vegetar, florecer y producir fruta regularmente, necesitan suelo neutro o subácido, rico en elementos fertilizantes, sustancia orgánica y humedad adecuada.

La falta de un suelo adecuado para el cultivo y la falta de nutrientes provoca un deterioro general de la planta, con manifestaciones de floración deficiente y, por lo tanto, producción de hojas y coloración amarillenta, asociadas con diversas presencias de patógenos.

La escasez de alimentos tiene un impacto negativo en toda la fisiología de la planta, en primer lugar reduce su resistencia a combatir enfermedades y, en el sector específico de la fruta, el daño se refleja en la economía debido a la falta de producción, la calidad de la fruta y la mala vida útil de la planta. misma.

Las pomaceae, como todas las plantas, pueden mostrar manifestaciones específicas, como amarillamiento o secado de las hojas, floración y fructificación deficientes o frutos pequeños insípidos y deformados.

Según el tipo de nutriente que le falta a la planta, las causas principales se explican en la siguiente tabla:

Vídeo: Carpocapsa, plaga clave de los frutales de pepita (Septiembre 2020).

Pin
Send
Share
Send